Mostrando entradas con la etiqueta computación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta computación. Mostrar todas las entradas

¿Que se enseña en la asignatura de computación?

14 abr. 2013



Tanto en la enseñanza a nivel de educación básica, como a nivel de bachillerato se mantiene un número nada despreciable de horas dedicadas a enseñar la denominada asignatura de computación.

Los contenidos pueden partir de la denominada organización de las computadoras: entrada, salida, memoria, periféricos, etc.  

Imagen tomada de: http://librosyvideoscristianos.blogspot.com/2012/02/el-pizarron-10-tips-para-su-uso.html
He encontrado que para cumplir estos contenidos se puede hacer que niños de los primeros grados tengan que realizar en poliespuma,  cartón, o plástico, un teclado y hasta una computadora completa.

Hace unas semanas en un examen de alumnos de un segundo año de Educación Básica encontré la pregunta:

“Señale que es un clic”, con las correspondientes opciones.

Pueden encontrarse  muchas excusas para esta aproximación mecanicista y poco creativa: la ausencia de laboratorios,  la baja conectividad a Internet o el cumplimiento de un programa estricto, entre otras.

En los casos que he podido constatar el laboratorio cuenta con equipos, el profesor es “joven”, es decir nació o fue ya a la Universidad en la era digital, los alumnos están entusiasmados y un por ciento nada despreciable tiene Internet en su hogar, pero el aula es un ambiente cerrado, con un profe que  explica, que dicta, que sigue escribiendo en un pizarrón y explicando o más bien dando recetas de como operar determinados programas y dictando una clase conductista.

La repetición de los paquetes ofimáticos, aprendiendo de memoria comandos de Word, o de Excel y dedicando horas a la repetición memorística, puede durar varios cursos.

A nivel de Bachillerato se pueden encontrar temas relacionados con la creación de blogs y  algunos intentos de aplicaciones de recursos WEB 2.0, inconexos y desligados de las otras disciplinas.

Dentro de esta problemática se menciona más cada día la necesidad de enseñar a los alumnos a codificar, a programar. Esta línea de pensamiento parte del hecho de que el país que no posea programadores de calidad  no podrá generar contenidos, ni productos en la Sociedad de la Información en que ya vivimos http://www.codecademy.com/.

El hecho cierto es que hay que repensar muy seriamente que hacemos en la enseñanza de esta asignatura y que esta no se convierta en un relleno más  que lleve al alumno a pensar que la Informática está en la vida, se puede aprender fuera del aula y la computación es un asignatura más que aunque se imparta usando computadoras, los obliga a memorizar para cumplir  con una evaluación conductista y formal.
Siempre resulta difícil inscribir lo nuevo dentro de lo ya organizado, el camino es largo, tortuoso. El cambio que requiera la Escuela Actual para entrar en la Sociedad de la Información es buena prueba de ello y la asignatura de computación, pienso, el ejemplo mas convincente de que si no  se cambian mentalidades seguiremos educando a nuestros alumnos como consumidores de conocimiento  y no como productores de este.

La asignatura de Computación

15 ene. 2009

.. Lo nuevo no puede inscribirse mas que sobre lo conocido y lo ya organizado; si no lo nuevo no llega a ser nuevo y retorna al desorden.
Edgard Morin

Siempre resulta difícil inscribir lo nuevo dentro de lo ya organizado, el camino es largo, tortuoso, la misma historia de la humanidad demuestra lo difícil que es. El cambio que requiera la Escuela Actual con la entrada de la Sociedad de la Información es buena prueba de ello. Por un lado la Escuela sigue preparando dentro de un esquema de simple transmisión de conocimientos que quizás pudo ser adecuado para preparar a los alumnos para una economía agraria industrial pero que no puede prepararlos para enfrentar los retos de la Sociedad del Conocimiento. El problema se hace cada día mas crítico, por un lado se sigue manifestando la brecha digital entre alumnos y profesores, problema apremiante, pues la Escuela ya está recibiendo los denominados nativos digitales, por el otro los Sistemas Educativos responden a la Introducción de las TICs, como saben hacerlo, a partir de las Asignaturas, y esquemas de gestión educativa tradicionales, sin entender que está cambiando la forma en que se genera, transmite y administra el conocimiento. La asignatura de computación, es buena muestra de ello. En muchas Instituciones no es que no estén los recursos, por lo general se cuenta con Laboratorios de Computación, a veces no tan mal equipados, igualmente los docentes reciben numerosos cursos de Computación orientados aun a la denominada Alfabetización Digital y casi siempre al manejo de un software específico: Word, Power Point, Excel (menos) y rudimentos del manejo de Windows como Sistema Operativo. Los programas de la asignatura de computación no cambian este esquema. La organización de la Escuela siguen siendo las Asignaturas, cada una por su lado, con numerosos esfuerzos de coordinación y transversalidad, pero todas con su programa, sus metas y sus controles administrativos.
En mi peregrinar por los Colegios recién, al pasar por un Laboratorio de Computación me encontré a una profesora explicando en su pizarra, con veinte alumnos ante buenos computadores, con conexión a Internet inclusive. Su esfuerzo estaba dirigido a que aprendieran comandos de Word, repitiendo y repitiendo, su examen del otro Curso que imparte, Excel, obligaba a que los alumnos definieran celda, columna, etc. Me defendió con vehemencia que no se podía enseñar Computación, sin teoría, lo mas triste es que seguramente sus alumnos saldrán del Curso, sin tener el concepto de Base de Datos y como se aplica y que sus alumnos de Word aprobaran respondiendo un Test, pero sin saber redactar un documento, además de seguro seguirán con faltas de ortografía. La profesora era joven graduada de un Instituto Pedagógico y me dijo que así le habían enseñando a ella. Para mi está claro que la Escuela tiene que cambiar como Organización Educativa, pero este cambio no puede implicar un salto al vacío, ni se resuelve con nuevos programas que siguen a la vez partiendo de concepciones curriculares que pueden estar disfrazadas con nuevos conceptos, competencias por ejemplo, pero que en su aplicación siguen dentro del esquema tradicional, un profesor cumpliendo un programa, frente a un pizarrón y alumnos escuchando y acordándose de lo que deben repetir en un examen, para obtener una nota. Que estén frente al computador cambia poco.
Loading

Entradas populares